Síntomas y tratamientos para la Psoriasis

La psoriasis se trata de una enfermedad que se manifiesta provocando diferentes erupciones en la piel aunque también puede atacar a diferentes partes de nuestro cuerpo. Es tan grave que puede llegar afectar a nuestra salud mental.

Psoriasis

Tiene su origen en el sistema inmunitario del cuerpo aunque todavía no se sabe exactamente lo que la causa.

Las células de nuestra piel siguen un proceso muy curiosos: para poder mantenerse se empiezan a dividir y, de esta forma, también se sustituyen (aproximadamente a un ritmo de entre 1-2 células cada 30 días).

Es por ello por lo que, en el momento en el que aparecen nuevas, las antiguas deberían morir y desaparecer. Esto es un proceso muy habitual que se produce en nuestro cuerpo de forma que ni nos damos cuenta… sin embargo, en el caso tener psoriasis el mecanismo no termina de funcionar como debería.

Todo lo que tienes que saber sobre la psoriasis

¿Cómo afecta al cuerpo?

Lo primero que se nota como la psoriasis es que el ritmo de la reproducción de las células aumenta hasta originarse entre 3-6 días aproximadamente.

Aumenta el número de células y las que ya estaban, las viejas, empiezan a morir aunque no tienen tiempo para poder desaparecer. Es por ello por lo que empiezan a acumularse unas tras otras.

Visiblemente se crea una lesión o una gran mancha pudiendo dar origen a escamas que pueden llegar a sangrar. Aunque no se sabe muy bien el porqué, los pacientes que tienen esta enfermedad son más propensos a tener otras como, por ejemplo, esclerosis múltiple, diabetes (tipo 1) o artritis psoriásica.

Posible origen

Como ya hemos comentado anteriormente, los científicos no se ponen de acuerdo sobre cuál puede ser su origen. Algunos de ellos aseguran que se trata una enfermedad genética mientras que otros sospechan de factores ambientales… En cualquier caso, no se ha podido obtener una evidencia clara sobre ninguna de estas dos teorías.

Síntomas

Los síntomas de la psoriasis dependen de los distintos tipos que existen. Básicamente aparecerán en ciertas zonas del cuerpo las placas que hemos comentado en los puntos anteriores. También puede venir acompañada con algún tipo de infección (por ejemplo, una faringitis).

En algunos casos puede aparecer en zonas muy molestas (ingles, axilas, nalgas, genitales). En estos casos se puede producir un agravamiento ya que son áreas donde se suda de forma más pronunciada.

Tratamientos

Existen diferentes tratamientos para combatir la psoriasis: Desde algunos fármacos especiales (tanto orales como inyectables) hasta otras sustancias más naturales como cremas, champús, productos enriquecidos con vitamina D…

Uno de los métodos más efectivos que existen para tratar esta enfermedad consiste en utilizar directamente Aloe Vera. Las hojas de esta planta tienen propiedades regenerativas que se adaptarán a la perfección para combatir todos sus síntomas.

También se puede luchar contra ella acudiendo a sesiones de “Fototerapia”: básicamente son exposiciones a luz ultravioleta para reducir la inflamación que las escamas producen.
En cualquier caso, el tratamiento correcto a utilizar debe de determinarlo siempre el facultativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies