¿Qué es y cómo funciona el Aqualyx?

El Aqualyx consiste en una solución acuosa con base gelatinosa para eliminar la grasa acumulada en el cuerpo sin necesidad de pasar por un quirófano. El Desoxicolato Sódico es la molécula que elimina la grasa localizada sin tener que someterse a ningún tipo de cirugía ni aspiración.

El producto se infiltra mediante un sólo pinchazo por cada zona tratada de forma que se reparte de manera homogénea. Cuando el producto entra en contacto con la grasa rompe la pared celular del adipocito facilitando su eliminación.

Una vez se ha introducido la solución y el paciente ha reposado unos minutos, se aplican ultrasonidos de baja frecuencia consiguiendo que las células que han sido destruidas liberen la grasa que más tarde será eliminada por el cuerpo. Este ácido se encuentra en nuestro organismo, por lo que el cuerpo lo asimilará y eliminará sin ningún efecto secundario.

Se trata de un tratamiento que se encuentra entre la liposucción y la mesoterapia, y que se centra en destruir la grasa de la zona infiltrada siendo perfecto para zonas como cartucheras, abdomen, brazos o papada.

No es un tratamiento que luche contra el sobrepeso. El producto se lo puede aplicar cualquier persona con un peso normal que desea eliminar los cúmulos de grasa que no puede quitar con dieta y ejercicio, no como sustitutivo de una dieta.

Para que el tratamiento sea efectivo, debe haber más de 1,5 cm de espesor de grasa localizada.

¿Cómo se realiza?

Se infiltra mediante un único pinchazo en el tejido graso destruyendo el adipocito para  que más tarde sea eliminado de forma natural a través del sistema linfático.

Esta técnica de inyección se llama intra-lipoterapia y debe ser realizada por un médico especializado en medicina estética que lleve el seguimiento personalizado del paciente y haya recibido formación específica sobre el tratamiento. El paciente puede sentir un ligero escozor y alguna molestia al finalizar el tratamiento.

Serán necesarias unas tres sesiones de 30 minutos cada una aproximadamente para cada una de las zonas a tratar, con una separación de tres semanas entre sesión y sesión y dependerá de la cantidad de grasa a eliminar. Los resultados empiezan a aparecer desde la primera sesión.

¿Cuánto cuesta?

Es un tratamiento mucho más barato que otros también pensados para la eliminación de grasa. Dependiendo de la zona que se vaya a tratar los precios variarán.

Para la zona del abdomen el precio rondará los 300 euros la sesión mientras que para las cartucheras rondará los 600 euros por sesión.

El precio total del tratamiento también dependerá de los efectos que produzca en la zona que deseamos tratar. Si la capa de grasa que se desea eliminar es más gruesa se necesitarán más sesiones por lo que el coste total aumentará.

Recomendaciones

No se deben aplicar cosméticos en la zona donde se ha incidido hasta pasadas doce horas de la aplicación del tratamiento.

Se recomienda que una vez haya finalizado el tratamiento se use durante los primeros 5-7 días medias o fajas para comprimir la zona y disminuir la inflamación.

Para evitar efectos secundarios, no se debe exponer la zona a fuentes de calor intenso como tomar el sol, por este motivo es recomendable realizar el tratamiento cuando haya finalizado el verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies